Claudio Carrazana: Más Que Cavas

Hace un par de meses atrás caminábamos por Valparaíso y nos encontramos con una Feria Artesanal en la Plaza Sotomayor, la mayoría de los puestos con los típicos productos de este tipo de eventos. Sin embargo hubo algo que de inmediato captó nuestra atención: unos muebles de vinos muy bonitos, diferentes a cualquier otro que hayamos visto. Pedimos la tarjeta a su creador con la promesa que íbamos a contactarlo, pero no pudimos conversar mucho pues íbamos atrasados a un evento. 

Muestra de cavas en la Fiesta de la Vendimia de Casablanca

A las 2 semanas después en el Festival de la Vendimia de Casablanca y nos volvimos a encontrar con Claudio (nos presentamos como corresponde en esa ocasión) y vimos otros modelos de cavas que nos cautivaron. Le pedimos el contacto a Claudio, solicitamos nuestra cava y quedamos de acuerdo para realizar una entrevista para descubrir que había detrás de tan bonito trabajo.

 

De Chile a Venezuela y de Venezuela a Chile

 
Claudio es hijo de Chilenos, nació en Venezuela, donde sus padres emigraron del país para buscar mejores oportunidades y emprender. Años después la misma historia se repitió con Claudio: la compleja situación social y política de Venezuela lo llevaron a volver a la tierra de sus padres, que hoy ya la ha hecho suya. Acá se enfrenta también a los desafíos de un emigrante, con sus experiencias de dulce y agraz.

La historia de Claudio nos habla de alguien que además de tomar sus oportunidades, se las va creando en el camino. Técnico Informático de formación su camino lo ha llevado desde tener un restaurant de sushi hasta una escuela de artes marciales. Esta amplitud de experiencias las explica: 

 “El conocimiento es la mayor arma positiva que podemos tener, nos da flexibilidad en la vida, como emprendedor es mejor saber un poco de mucho que mucho de una sola cosa, porque en todo proyecto que emprendes debes tener las herramientas para poder llevar a cabo distintas áreas”.

Claudio Carrazana en su estudio
La aventura de Claudio en Chile es junto a su familia: su señora y dos hijas quienes junto con él deben enfrentar el desafío de estar en un nuevo país y con el tiempo el sentimiento de ya no ser ni de acá ni de allá, porque la verdad es que piezas de su vida ya están repartidas en distintos lugares, al mismo tiempo el costo y la riqueza de la nueva vida.
 

Cavas de Vino Personalizadas

 
Varios años atrás Claudio tuvo un sueño: Un robot que construyera cosas en forma automatizada. Al llegar a Chile conoció a una persona que estaba trabajando en un proyecto con la misma idea, el cual terminó elaborando esa máquina que él había soñado años antes. Luego de 2 años de auto estudio, y también con el apoyo de su amigo, Claudio logró dominar su uso. 

La máquina de control numérico que realiza los cortes y diseños

El concretar esta visión sumado al amor por el vino llevó a un nuevo emprendimiento: Cavas de Vino Personalizadas. Estos productos responden a un concepto muy profundo y yo creo reside la clave de su atractivo, en palabras del mismo Claudio: 

“Un consumidor después de tomarse una botella de vino, la tira a la basura, solo queda el recuerdo del momento, una caja de vino de madera no tiene sitio como adorno, así que es usada como baúl en algún rincón escondido de nuestro hogar… pero una Cava para Vinos Personalizada, permanece orgullosamente a la vista de todos tus invitados, haciendo honor a la Bodega que produce el vino que tanto disfrutaste”

La Cava de Bay Essence ya armada en nuestro hogar

El Proceso

 
La gran mayoría de los modelos de las cavas son originales de su trabajo. Se trabaja en el concepto del producto hasta que está bien estructurado, es ahí cuando se inicia el complejo proceso de plasmar el diseño en en un software para máquinas de control numérico que permite establecer los patrones de corte, herramientas, profundidades, tipo de broca a usar y medidas del material a cortar.

El primer draft del top de nuestra Cava
Luego de esto se pasa a otro software que interpreta las instrucciones en ejes cartesianos, o sea en términos de largo, ancho y altura. Por medio de estos valores finalmente la Maquina de Control Numérico lo interpreta en sus movimientos, todo en forma automatizada. Una vez realizado los cortes la pieza debe ser lijada para los detalles, limpiada y finalmente pintada, no se utiliza barnices, pues estos con el tiempo se secan y la madera pierde belleza, solamente selladores para protección.

El brazo automatizado de la máquina realizando el diseño


El proceso termina con el armado por parte del cliente que compró la cava, la forma de ensamblarlo también responde a una idea de fondo por parte de Claudio:

“Auto-Ensamblables sin necesidad de ningún tornillo, el recibir este tipo de productos y armarlo uno mismo, trae el recuerdo elemental de cuando eramos niños y la mayoría de las cosas requerían nuestra mano de obra para ser finalizadas, es un sentimiento de haber participado en la creación de un algo, como armar y pintar un juguete a escala, o crear desde la nada una bella pieza que permanecerá por muchos años junto a nosotros, le imprimimos la magia de la creación a lo que adquirimos”

Contacto

 
Hoy Claudio está enfocado en la promoción de sus proyectos en la V región, manteniendo en el horizonte la expansión a otras partes del país e incluso el extranjero, buscando alianzas estratégicas con Viñedos nacionales para buscar promocionar el vino más allá de su consumo normal, sino como un arte comparable a las ceremonias japonesas del té.

Nuestra cava llegó hace un par de semanas, fue enviado directo a nuestro departamento en Santiago, la armamos fácilmente y la verdad que estamos encantados con lo que consideramos una inversión en nuestro hogar, una linda cava para exhibir nuestros vinos, hecha especialmente para nosotros. De hecho Claudio nos permitió juntar dos modelos de cavas para generar nuestro único mueble, distinto a los demás.

Esta Cava tiene parte de un poema de Pablo Neurda

Para contactar a Claudio y obtener sus productos se puede hacer a través del fan page de Facebook que pueden visitar por medio de www.CCDesigns.cl , donde se puede acceder a las últimas creaciones, los precios van desde $20.000 (USD $40) hasta $80.000 (USD $160) dependiendo de la complejidad y customización de la cava, de todas formas Claudio nos señala: 

“Si tienen algo en su Mente o en sus Sueños, yo puedo llevarlo a la realidad en Madera”. 

 

sharing is caring...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on StumbleUpon0Share on LinkedIn0Share on Reddit0Buffer this page

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CommentLuv badge