Comidas con Onda: Cinzano

Soy nacido y criado en Valparaíso…y sólo hace unos pocos meses entré por primera vez al mítico Cinzano.

Venía de un partido del Wanderito, caminando desde el estadio. Habíamos empatado de local, dejándonos fuera de los playoffs (historia recurrente lamentablemente) y como había que esperar un rato más para juntarnos con un amigo decidimos entrar al Cinzano.
Entrada actual

La verdad es que entrar al lugar fue algo emocionante, fue teletransportarse muchas décadas atrás. Dependiendo del ángulo que se mire parecía que retrocedimos 100 años… desde otros unos 50 (porque tienen un refrigerador para el borgoña que tiene esa edad más o menos). Entrar al Cinzano no es nada menos que viajar al pasado. 

Así que antes de seguir una pequeña pausa para mostrar porque hablamos de un lugar con historia, literalmente:

____________________________________________________________________________

El Bar Cinzano fue fundado en 1896 por el ciudadano italiano Pipo Lima, el cual funda este establecimiento primero como pulpería botillería y bar el que con los pasos de los años decidió dejarlo solo como bar restaurant.

El lugar ha sobrevivido inundaciones, terremotos, temporales y años difíciles como los de la dictadura, cuando la famosa bohemia porteña practicamente desapareció.

Una inundación casi hace desaparecer el Cinzano
El Cinzano el año 1963 cuando tenía dos pisos

Ha pasado por varios dueños, todos manteniendo la tradición bohemia del lugar, hoy el lugar es administrado por Jorge Campusano, el cual lleva trabajando más de 40 años en el lugar.

¿Cuántos lugares con tanta historia conoce por acá cerca? ¿ah?__________________________________________________________________________

Bueno para seguir con la histora de que llegué al Cinzano. Tiene un pequeño escenario con un nivel más alto donde hay varias mesas con los instrumentos listos para la música de más tarde (tangos, cueca chora). Abajo tiene un bar que va desde la entrada hasta el fondo del pasillo.

Acá los vasos, los refrigerados y los jarros de borgoña son de muchooos años atrás. Además como es obvio hay muchas fotos del glorioso Decano decorando el lugar. Muchas botellas de vino lista para ser abiertas, y licores…incluyendo el cinzano que da nombre al local.
El caballero del bar no nos dejó sentar en las mesas porque era muy temprano, así que ahí nos sentamos en el bar en los pisos de madera observando a la historia y escuchando los ecos de los años salir de las paredes.
La cosa es que sentado en el bar pedimos un Borgoña y nos pusimos a conversar. Miraba de reojo al caballero del bar, porque desde mi ignorancia intuí que podía ser el que mandaba en el lugar. Y sólo hasta el momento en que escribí me acabo de confirmar que es el señor Campusano que mencioné más arriba.
Acá vino lo más interesante, poder intercambiar algunas palabras con el caballero. Yo venía con mi polera del Wanderers y él me dice: “¿Vienes de la desilusión?” – “Del Estadio vengo” le respondí. Ahí pudimos desahogarnos y “putear” sobre los puntos perdidos, salir de los playoffs, que el Colo Colo nos iba a pasar, que los puntos del Cacique ya estaban ganados por secretaría, etc.
Pudimos hablar un poco más. debido en parte a un poco más de vino en el cuerpo y mientras él dejaba de ver la película en la tele (el único aparato que tiene menos de 10 años en el lugar) del TCM, la cuál no oía porque no se escuchaba y se seguía la historia de los vaqueros tal película muda.
Entre tanto mientras secaba los vasos en el bar, se dio el tiempo de decir con orgullo y quizás algo de soberbia: “Funciona sin parar del 1892” a un turista que parecía que no sabía en qué andaba, quizás él sintió, al igual que yo, que Valparaíso no era el lugar para aquel turista.
Lo que me quedó grabado fue lo que me dijo sobre Wanderers y Valparaíso:
” Yo le pregunto a esos que dicen que son del Colo Colo o la Chile:
¿Dónde naciste? – ‘En Valparaíso’
¿Dónde te criaste? – ‘En Valparaíso’
¿¿¿y eres del Colo Colo???
Traidor, así les digo yo. No son verdaderos porteños, no entienden que Valparaíso y Wanderers son sólo uno. No hay ningún otro lugar donde el equipo y la ciudad sean tan unidos”.
Una de las cosas que no me atreví a preguntar fue sobre las leyendas de los pasajes secretos subterráneos que tiene en el fondo los baños, que se supone que lleva por unas catacumbas a secretos lugares. La leí en el libro ‘La Otra Mujer’ de Roberto Ampuero, y después investigando algo más encontré más información en un libro de ‘Mitos y Leyendas de Valparaíso’.
¿La Comida y el trago? La Borgoña estaba ideal, y tengo que volver por la chorrillana… que fue elegida la mejor de Valparaíso el año pasado. Pero es más que eso, la tradición músical es importante, los tangos se tocan desde que salieron y la cueca porteña encuentra su espacio en el Cinzano. 
No me queda más que dejarlos con un desafío, encuentren un lugar con la historia y tradición de este lugar. Yo lo menos que tengo que hacer es volver varias veces para poder escribir algo con un poco más de conocimiento y pagar la deuda a mi herencia porteña.

Bar – Restaurant Cinzano
Donde la alegría y la amistad se dan la mano
Plaza Aníbal Pinto 1182 
Valparaíso – CHILE

Posts Relacionados

Amsterdam Accepts Monkeys for Beer
Barcelona a la Chilena
Café Valparaíso en Berkeley
Dugnad – Dinner Behind Closed Doors
Egyptian Tea House in Sao Paulo
La Casona en Coyhaique
Xoco Por Ti y Olivier Lomazzi

Mundos Entre Chile
Ruta de las Picadas

Follow Bay Essence’s board Comidas con Onda on Pinterest.

sharing is caring...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on StumbleUpon0Share on LinkedIn0Share on Reddit0Buffer this page

4 comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CommentLuv badge