El Concepto de Patria (3 de 3)

CONCLUSIONES

El patriotismo, en su dimensión más sencilla, es el amor a la tierra que nos vio nacer y crecer. Podría decirse también que es el sentimiento que nos lleva a ser útil a la Patria. En ese sentido, el patriotismo se mide por los servicios prestados al país, ya sea mediante la ciencia, la política, las bellas artes o el trabajo en general, sin olvidar que los méritos patrióticos están en relación directa con el desapego al simple y efímero provecho personal.

El amor a la Patria no puede llevarnos a olvidar que también somos ciudadanos de una Patria universal, que debe encontrar su fundamento en el sentido humano de la fraternidad y de la solidaridad internacional. El hombre puede desarrollar el amor por su país y al mismo tiempo defender el derecho de todos los pueblos a la autodeterminación y a la no intervención. No es necesario negar la Patria para ser ciudadano universal. Los seres humanos tenemos que caminar en esa dirección.
La Patria es tanto la historia de los que nos han antecedido en esta tierra, como la de nuestros compatriotas que lo habitan hoy y el conjunto de realidades que poseen. Por lo que toda nuestra historia es parte de lo que somos, nuestras costumbres más antiguas deben guardar un lugar especial en nuestro Chile actual, pues un pueblo sin memoria es un pueblo sin identidad. Pero este patrimonio, con el que nacimos, no debe ser impedimento para mirar hacia el futuro todos juntos en la creación de un mejor país donde patriotismo aflore tan natural como el valor servicio en las personas que lo componen.

Siendo el patriotismo un sentimiento de amor, es entonces que debemos fomentar a un Chile acogedor, fraterno, justo y el cual inspire amor desde sus componentes para crear así un círculo virtuoso en el crecimiento de nuestra Patria. Trabajar por la Patria es esencialmente cooperar al bien común con lealtad y espíritu de servicio, cada cual en el lugar que el destino le deparó, con la conciencia de participar en un proyecto que, como la humanidad misma, nos supera en la perpetuidad de su misión.

He tenido el placer de dar a conocer nuestro país, y en especial mi Valparaíso, a gente de diversos países y descubrir y/o redescubrir aspectos de Chile que lo hacen único y regional, tanto como diverso y cosmopolita. Si alguna vez el camino de la vida me lleva a estar lejos de mi Patria, la seguiré dando a conocer con las mismas fuerzas y añorarla como un bebé añora a su madre.

Porque la Patria la hacemos todos nosotros,  Tanto los que nacimos en ella como los que la han hecho suya, tanto los que habitamos en ella como los que están lejos, tanto los padres que nos anteceden como los hijos que nos suceden. Está en nosotros hacerla grande, no existen países pobres sino Patrias sin hijos.

Por lo tanto seamos concientes de nuestro amor a la patria, de lo que somos, de nuestro pasado, presente y futuro, cuando decimos ¡VIVA CHILE!.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CommentLuv badge