Experimentando Boragó

Boragó

Estamos contentos de presentarles nuestro segundo post invitado (revisar el primero aquí) de Héctor Tito Rubio, que nos va a contar su experiencia privilegiada de haber sido invitado a uno de los mejores restaurantes del mundo: Boragó!

Boragó fue elegido recientemente como el segundo mejor restaurant de Latinoamérica. Se especializa en cocina molecular la cual se enfoca en modificar las propiedades físico-químicas de los alimentos, por ejemplo cambiando su viscosidad, y “jugando” con los procesos de batido, gelificación, entre otros. Héctor (como yo) no tenía idea de este tipo de cocina…

Boragó se preocupa de cocinar en base a los alimentos disponibles según la estación, los cuales ellos mismos recolectan por lo que su menú es modificado constantemente. Es por ello que mi experiencia se basó en los platos que pude degustar….o sea el disclaimer es: si vas mañana no sé si los puedas probar…pero de seguro probarás otros.

Sin más preámbulo les dejamos la experiencia de Héctor con el restaurant, los distintos platos que le tocó probar en un tono bien directo, entretenido y para nada pretencioso (como gustan algunos) para que se hagan una idea de qué les espera si tienen el privilegio de ir.

La Experiencia

Al llegar me recibieron con un dicho chileno: “Más raro que comerse un Berlín de paté” (Nunca lo había escuchado antes jajaja) pero en fin, era para hacer referencia a que la bienvenida correspondía a un pequeño Berlín de paté de ave. Bastante extraño pero entretenido.

Luego de esto me llevaron a mi mesa, tomaron mi chaqueta, y me corrieron la silla (me hicieron sentir como una princesa jajaja). Una vez sentados, nos trajeron una pequeña bolsita de papel, la cual tenía una mini marraqueta muy tierna, la que venía acompañada con un pebre negro… sí negro (el color era porque llevaba harina tostada), de todas formas estaba muy bueno!

Se me olvidaba mencionar que mi menú correspondían a 7 platos, 4 platos de fondo (con su correspondiente maridaje) y 3 postres :). Además cada uno de ellos es presentado por el chef que lo cocinó (me sentía todo un juez de MasterChef). Vamos por el primero:

El primer plato me lo sirvieron envuelto en una especie de saco con olor a tierra, ello es porque correspondía a una pasta/puré de setas. El maridaje fue un jugo de zanahorias con aderezos.

Boragó Héctor Rubio 01

El segundo plato hacía referencia a las rocas y el mar, por lo que el plato era una piedra, y la decoración también parecían rocas, las cuales correspondían a una masa filo teñida con tinta de calamar, y debajo de ella tenía jaiba (en la parte negra) y una salsa con espinaca en la parte blanca.

Boragó Héctor Rubio 02

El tercer plato fue un alga que sale en las rocas, por lo cual en la presentación estaba “pegada” a una roca (sí, en la mitad del plato había una roca), además tenía un pedazo de congrio frito teñido con tinta de calamar. Todo esto bañado en un “jugo” de la “raíz” de los cochayuyos (tenía sabor a salsa de soya un poco suave). El maridaje correspondía a un jugo de frutos rojos, que realmente parecía vino, incluso el sabor hacía recordar un vino.

--

El cuarto plato fue ternera en su leche. La rama estaba aromatizada con un olor silvestre con el objetivo de rememorar la sensación de estar en un bosque.

Boragó Héctor Rubio 04

Ahora pasamos a los postres:

El primero fue un helado de leche de oveja con gelatina y unas masitas crocantes de maqui.

Boragó Héctor Rubio 05

El segundo fue un alfajor de setas con una caluga que al probarla se sentía mucho olor a pino. La presentación y los sabores hacían que uno sintiera como si estuviese en un prado lleno de pinos.

Boragó Héctor Rubio 06

El último postre, del cual lamentablemente no tengo ninguna imagen, fue un macarrón congelado, me imagino que con nitrógeno, ya que salía mucho humo desde el plato. En la base del macarrón había una pasta de menta muy refrescante. Este plato había que comerlo rápido y de un solo bocado, cosa que no hice, por lo que al morder el macarrón lo despedacé sobre la mesa y al dejarlo un rato en mi boca me empezó a salir humo por la nariz jajaja (fue una situación entre vergonzosa y chistosa jajaja….en realidad más chistosa que vergonzosa :P)

Bueno, en fin, sé que está demás recomendar un restaurant que está dentro de los mejores de Santiago, pero es un lugar que realmente sorprende y que si tiene la posibilidad de darse el lujo de ir, hágalo, pero eso sí tiene que estar dispuesto a probar sabores “distintos”.

Detalles

 

Ojo que sólo se ofrecen menús, porque lo que buscas es una experiencia, por lo tanto te va relatando una historia, no son platos que eliges del menú.

Los Precios son:

Endémica

Tiene un valor de 59.000 IVA inc. No incluye bebestibles.

Maridaje de vinos 33.000 IVA inc. / Maridaje de jugos 14.000 IVA inc.

Raqko

Tiene un valor de 40.000 IVA inc. No incluye bebestibles.

Maridaje de vinos 26.000 IVA inc. / Maridaje de jugos 10.000 IVA inc

Los horarios y ubicación:

Lunes a Miércoles de 19:30 hrs a 23:15 hrs

Jueves a Sábado de 19:30 hrs a 23:45 hrs

(56 2) 2 953 8893

El restaurant está ubicado en:

sharing is caring...Tweet about this on TwitterShare on Facebook14Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on StumbleUpon0Share on LinkedIn11Share on Reddit0Buffer this page

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CommentLuv badge