No Ahora… No Así

El pecho empieza a oprimir y un dolor que nunca habías sentido empieza a apoderarse. Un dolor que nunca has sentido y empieza a irse a tu brazo. El brazo se duerme y el pecho sigue doliendo parece que ya no tienes control, la cabeza ya no controla al cuerpo. El cerebro en el que basas toda tu confianza y arrogancia no sirve de nada, sólo para seguir entrando en pánico al no poder controlarlo.
Empiezas a temblar sin controlar y piensas: “NO AHORA… NO ASÍ”. Te asusta que entre más tiempo pase más daño cause y no haya vueltas atrás.
Miras al frente y ves ojos que se asustan contigo, que te dicen estás bien, no tienes nada mal, en un último intento de calmarte. Sientes que todo el lado derecho empieza a desenchufarse… ya no queda qué más hacer…sólo te asusta terriblemente a los que vas a dejar de una forma u otra.
Y ahí dices de nuevo: “Lo puedo controlar… lo tengo que controlar”. Sientes un poco más de control, te convences que es tu mente jugando contigo la que te está asustando, y no es algo real..sólo mental… Un poco más de calma…ya empiezas a ver que puedes moverte…la cabeza ya empieza a responder.
Todavía no tienes control total..pero ya confías en que volverás… y te preguntas si de verdad todo lo que sentiste fue una mala fantasía o  el Esqueleto con la Hoz te hizo caso y dijo en ultratumba: “No ahora… no así”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CommentLuv badge