Versailles, Palacio y Jardines

Recuerdo que una vez llegando al fuerte de Niebla en Chile (en el río Calle Calle, Región de los Ríos), una señora Argentina parte del tour entró al lugar y al verlo dijo: “Se parece a Versalles” (bueno en verdad dijo “Versaches”). No pudimos evitar reirnos con Crystal ante la arrogancia de la señora y me pregunté cómo sería de verdad el lugar.

Sin embargo la vida me dio la oportunidad de visitar el lugar, un monumento a los Monarcas franceses, hoy un patrimonio del país y el mundo. A pesar de que en el contexto histórico en que fueron erigidas, fue un símbolo de las desigualdades que generaba el despotismos de los Reyes respecto a su pueblo, el Palacio es el punto más claro del Absolutismo europeo.

Luis XIV el Rey Constructor del Palacio
Diferentes mausoleos de reyes se puede ver en el palacio
La verdad es que el Palacio es una maravilla, una obra de arte, desde la puerta dorada en su entrada hasta sus jardines. Al llegar hay que hacerse la idea de hacer una fila de una media hora (si es que llegas a primera hora), como casi todo en Francia, hay muchos turistas esperando ingresar a estos centros históricos (pero nada supera a la espera de 4 horas para la Torre Eiffel).

Los salones dentro del Palacio son sorprendentes, obras de artes magníficas: murales, pinturas, tapices y una arquitectura impresionante. Todo pensado para el Rey Sol (Luis XIV), para que tal como el cuerpo celeste todo girara en torno a él y su corte.

De todas formas el lugar es casi un templo de adoración a los Reyes y Reinas y la monarquía de que fueron parte, encontrando mausoleos, pinturas y esculturas de los distintos gobernantes franceses. Además en el último tiempo el Palacio ha sido utilizado como lugar de firma de importantes tratados como el de 1919 para firmar el fin de la Primera Guerra Mundial.

Simbolismos de todos los tipos existen a lo largo del Palacio,
por ejemplo referencias a lo Clásico

Y si el Palacio es impresionante, los jardines no se quedan atrás. Siendo visitados por algunos turistas en la noche para ver la hermosa iluminación como también los hermosas vistas y rincones del jardín de reyes. Los jardines existían ante de la construcción de Luis XIV, le pidió a André Le Nôtre los reacondicionamietos de lo existente y con el mensaje que era tan importante como el mismo palacio (tardó alrededor de 20 años).

Los hermosos jardines del Palacio

Como nota al margen mi la conclusión es, Señora Anónima Argentina: Niebla no se parece en nada Versailles, aparte de tener el pasto verde.

sharing is caring...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on StumbleUpon0Share on LinkedIn0Share on Reddit0Buffer this page

One comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CommentLuv badge